Lo bueno y lo malo de las Redes Sociales

Lo bueno y lo malo de las Redes Sociales

Estar presente en las redes sociales hoy en día se ha generalizado a tal nivel que su uso tiene consecuencias en la mente de los usuarios. Algunas buenas, otras malas, pero de igual forma existen y debemos tenerlas muy en cuenta al momento de desarrollar nuestra estrategia de marketing en estos medios. En Posicionamiento Web Marbella queremos que tu empresa siempre esté un paso más adelante, por eso te damos esta compilación de todo lo bueno y lo malo de las redes sociales para la mente de sus usuarios.

Conoce lo bueno

Claro que este tipo de plataformas tiene muchas cualidades que afectan de manera positiva a los usuarios. Una de ellas y quizás la más importante es el sentido de pertenencia que les aporta. Estar en contacto con nuestros familiares y seres queridos siempre hará cosas buenas para nuestro autoestima, algo que antes de estas plataformas era mucho más difícil, hoy en día las distancias se acortan con el uso de una herramienta tan simple.

Además, se hace mucho más fácil por este medio conectar con personas parecidas a nosotros: reunimos en un solo sitio nuestros gustos e intereses y nos ahorramos toda una retahíla de protocolos sociales. Esto es debido a la inmensa cantidad de usuarios que comparten la plataforma, razón por la cual también somos capaces de recibir gran cantidad de información que nos será útil para obtener nuevos conocimientos o simplemente inspirarnos.

Al fin y al cabo es mucho más fácil acceder a lo que nos agrada o interesa desde una red virtual que desde una real. Pero como no todo es perfecto, debemos estas conscientes de lo bueno y lo malo de las redes sociales.

Lo no tan bueno

Son innegables las consecuencias negativas de las redes sociales en la mente del usuario , pero debemos tomarlas más bien como parte de un proceso evolutivo. Por ejemplo, hacer de estos medios nuestra zona de confort producirá que luego estemos más propensos a experimentar ansiedad en situaciones sociales de la realidad. Cuando las personas adquieren este tipo de dependencia es fácil que se sientan mal si por una u otra razón les toca estar solos, y se genera entonces cierto temor a la soledad, la necesidad constante del contacto humano.

Otra aparatosa consecuencia bien conocida por muchos es la procrastinación, esa acumulación de trabajo que dejamos para última hora por las ansias permanentes de estar activo en las redes sociales. La doctora JoAnne Cantor, autora de “Conquistando la CyberSobrecarga: haz más cosas, incrementa tu creatividad y reduce el estrés”, recalca lo que los estudios han comprobado a lo largo de los años, y es que nuestro cerebro simplemente no puede concentrarse en dos cosas a la vez, sin perder eficiencia en alguna de las dos.

Es decir, revisar Facebook mientras redactamos un informe es simplemente perder el tiempo, y atrasar las cosas. Esta misma autora en su obra afirma que estamos “quemando nuestro cerebro“, ya que en nuestro supuesto tiempo libre en vez de relajar la mente, la llenamos de más y más información. “Cuando Albert Einstein se enfrascaba en un problema, iría a navegar en su bote, y la solución eventualmente le llegaría en esos momentos”.

Utilizando la adversidad

El punto precisamente de ver lo bueno y lo malo de las redes sociales es estudiar sus debilidades, encontrar la forma de volverlas oportunidades de negocio y lograr convertirlas en un aspecto positivo para nuestra estrategia de social media marketing. Podemos encargarnos de advertir estas desagradables consecuencias a nuestros seguidores, por ejemplo, y proveer consejos para cada caso. Invita a tus usuarios a relajarse un poco y alejarse un poco de la tecnología de vez en cuando, aun si suena contraproducente, el público lo tomará como genuino interés, y al final de todo probablemente nunca se aleje por completo de su entorno virtual.

Conocer estos detalles nos permite estar un paso más adelante y planear el desarrollo de nuestros contenidos con una estrategia más precisa. Aprender acerca del comportamiento del consumidor es algo crucial, estas características llegan a formar parte de su estilo de vida. Debemos preguntarnos qué es lo que nuestros usuarios hacen en las redes sociales, cuáles serán sus problemas y cómo podemos ayudarlos al respecto, preferiblemente a través de nuestros productos o servicios.

Por ello es importante además tener una excelente presencia en el ciberespacio, prestando muchísima atención a nuestro sitio en Internet al contratar los mejores servicios de diseño Web Salamanca.

Pero nos interesa conocer también tus propios comentarios, ¿qué otros aspectos negativos has observado en estas plataformas? Siéntete libre de dejarnos acá tus opiniones y si te gustó el artículo recuerda compartirlo para quienes pueda interesar.

Agregar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies