Errores comunes de un blogger al twittear

Errores comunes de un blogger al twittear

Los beneficios del Twitter como herramienta útil para tu estrategia de marketing online son indiscutibles, pero, ¿estás seguro de que estás twitteando de la forma correcta? El fenómeno del microblogging nos ha dejado con cierto vacío comunicacional cuando personas que no saben hacerlo dan un muy mal ejemplo, pero eso tiene una solución muy fácil: aprender a identificar lo que está mal. Aquí no hablaremos de que hacer muchos tweets al día puede saturar a tus seguidores o hacerles pensar que es spam, ni de que usar muchos hashtags es más bien contraproducente, todo eso ya se sabe, hoy en Posicionamiento Web Marbella queremos que conozcas cuáles son los errores comunes de un blogger al twittear contenido como consecuencia de tener que resumirlo en 140 caracteres.

No hacer todo por una comunicación efectiva

Una estrategia de marketing online no se trata de generar clicks a toda costa o si no caería en el gran abismo de lo que se llama spam. Más bien se trata de lograr una comunicación efectiva a través de diferentes recursos online con la intención de crear fidelidad en el público y estimularlo a hacer algo que queremos. La parte de la comunicación efectiva es vital, y es lo que se está perdiendo por no saber sintetizar nuestras ideas en un espacio tan pequeño como el de un tweet.

El primero de los errores comunes de un blogger al twittear es pensar que una idea está terminada por haberla twitteado. ¿Qué nos deja esto más que un montón de menciones, favoritos y retweets de algo que nunca desarrollamos? Seas cual sea tu estrategia, este hábito perjudica tu creatividad. Como sientes que tu labor está terminada al compartir una idea propia, luego no estás motivado a desarrollarla.

Un post en un blog es mucho más amigable para el SEO que un simple tweet, así que si se te ocurre algo genial, intenta hacer un artículo acerca de ello en vez de compartirlo en 140 caracteres de buenas a primeras, o probablemente se quedará en el limbo de las ideas. Cuando esté hecho, ya será el momento de utilizar el Twitter para compartirlo.

Información condensada no es información a medias

Enfocarnos en hacer micro-blogging puede hacer que se pierdan detalles importantes detrás de la historia completa. ¿Estás usando las palabras clave correctas? Mejor asegúrate de hacerlo, llevar a entender a tu público algo que no es puede causar en las personas gran repudio y constituye uno de los peores errores de un blogger al twittear. Aunque lo hayas hecho sin ánimos de engañar a nadie es mejor que tus tweets den la información completa y concreta, de otra forma es preferible que no publiques nada.

Toda gran creación tiene su lado oscuro. Twitter nos provee tanta información condensada al alcance de nuestras manos las 24 horas del día que a veces nos dedicamos a escuchar el social media y nos olvidamos de lo que nos rodea. Quizás el momento epifánico en el que descubrimos una grandiosa idea para un post haya estado bajo nuestras narices todo el tiempo, pero lo evadimos al tener la mirada fija en el timeline, viendo qué funciona, qué no funciona o qué está de moda. Sí, hacerlo está más que bien, pero para compartir contenido de calidad también hay que alzar los ojos y ver lo que pasa en nuestro alrededor de vez en cuando, probablemente encuentres algo interesante qué twittear además de lo común.

No ejercitar la escritura

Es cuestión de detenerse un momento y pensar, ¿de verdad estamos utilizando Twitter como herramienta social o solo como reemplazo de una escritura más densa? La verdad es que esta plataforma es ideal para algunas cosas como actualizaciones en vivo sobre eventos, anécdotas banales que no tienen cabida en tu blog, una especie de “tras cámaras” o en este caso “tras monitor” para tu audiencia, compartir tu contenido o algún otro que te haya gustado, conversaciones genuinas con personas gratas o medir tu elocuencia periódicamente.

La idea es que no permitamos que este tipo de herramientas limiten nuestra escritura y capacidad de comunicar, sino que más bien sepamos utilizarlas y aprovecharlas con fines favorables para nuestra marca. Lo peor que puedes hacer es caer en desagradables clichés entre las redes sociales, pero sabemos que esto no pasará si sigues nuestros consejos para evitar estos errores comunes de un blogger al twittear y te dedicas a trabajar en esto con las mejores intenciones y sobre todo buen gusto.

¿Qué otros errores de este tipo has observado? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo.

Agregar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies